Cuéntanos qué necesitas

    , he leído y acepto la política de privacidad
    , acepto recibir novedades de Arthursen

      Envíanos tus datos

      Si estás interesad@ en formar parte de nuestro equipo, puedes enviarnos tus datos rellenando el siguiente formulario:

      IDIOMAS: Sólo marcar aquellos idiomas con nivel alto

      inglésfrancésalemánitaliano
      Disponibilidad para viajarNo

      Si quieres adjuntarnos tu currículum en PDF o DOC, podrás hacerlo en la siguiente página.

      , he leído y acepto la política de privacidad
      , acepto recibir novedades de Arthursen

        Envíanos tus datos

        Si quieres ser nuestro socio, puedes enviarnos tus datos rellenando el siguiente formulario:

        , he leído y acepto la política de privacidad
        , acepto recibir novedades de Arthursen

        Blog

        Te contamos las últimas novedades y noticias que te pueden ayudar a potenciar tu empresa y llevarla a otro nivel

        Reporting_in_timr_time_tracking

        EL REPORTING COMO HERRAMIENTA A LA PROFESIONALIZACIÓN

        Asumir el reto de la profesionalización no es fácil. ¿De qué le vale al empresario haber estado trabajando si luego no le doy la oportunidad a la empresa de sobrevivirle? Muchas empresas se afrontan a este reto de la profesionalización bien porque su crecimiento así lo demanda, bien porque el empresario no tiene planificado y preparado una sucesión empresarial familiar que garantice ese futuro. En ambos casos, la profesionalización de la compañía es uno de los grandes retos que deben abordar numerosas empresas para tener garantías de éxito.

        Son muchos los aspectos de gestión que lleva involucrado el paso a la profesionalización (organización, selección de perfiles, control… y el propio modelo de gestión), pero en este caso de éxito podemos aprender cómo, gracias al diseño e implantación de un modelo de reporting nuevo, la gerencia pudo transitar al profesionalismo de una manera ágil y controlada. El nuevo sistema de información permitió soportar el grado de consecución de los objetivos de negocio en los principales niveles de la compañía. Esto posibilitó no sólo un mejor control sino la propia formación de los nuevos directivos, el tutelaje de la gestión y la minimización de los conflictos típicos en los procesos de transferencia de responsabilidades.

        Share this post

        Deja tu comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada.